Cortesía: La Santa Sede.

El Vaticano informó que enviará 150.000 dólares de ayuda a la población de México afectada por el terremoto que el martes 19 de septiembre asoló la capital y varias regiones del centro del país.

En un comunicado difundido por la prensa del Vaticano el Papa Francisco autorizo él envió de dinero para cubrir las necesidades de los damnificados de esta catástrofe, que hasta el momento ha cobrado la muerte de más de 270 víctimas.

La ayuda se distribuirá por medio de la Nunciatura Apostólica entre las Diócesis más afectadas por el seísmo, y se dedicará a obras de asistencia a las víctimas del terremoto como expresión inmediata del sentimiento de cercanía espiritual y aliento paterno hacia las personas y los territorios afectados.

Estas ayudas económicas y espirituales son solo una parte de todas las ayudas que está activando la Iglesia Católica en el mundo, es de resaltar que a esta actividad se suman las Conferencias Episcopales y organizaciones de caridad.

En el mensaje pronunciado tras la Audiencia General del miércoles 20 de septiembre, el Papa Francisco mostró su cercanía y solidaridad con las víctimas del terremoto, que registró una magnitud de 7,1.


Redacción: Verónica Palacio