Fotografía: Alcaldía de Ibagué

En lo que va corrido del año, 178 habitantes de calle han retornado a su lugar de origen por voluntad propia. 

La pastoral social y la secretaría de Bienestar Social han enviado 178 habitantes de la  calle a sus cuidad de origen “Seguimos desplegando acciones importantes que impacten de manera positiva esta población. Sabemos que son personas vulnerables y por ese motivo merecen toda nuestra atención”, manifestó Yennifer Parra, secretaria de Bienestar Social.

De esta manera, las ciudades a las que más retornan los habitantes de calle son Medellín, Bogotá, Bucaramanga, Manizales, Armenia y Cali.

“El primer requisito es que sea una decisión voluntaria. Además, deben estar caracterizados en el registro que vamos alimentando a través de las jornadas de autocuidado, recorridos que hacemos en la ciudad y cuando estas personas se acercan a nuestra oficina”, explicó Erick Sánchez, referente del programa Habitante de Calle de esta dependencia.

Así pues, los interesados reciben el día de su viaje un tiquete en transporte terrestre, no reembolsable, y un refrigerio. “En lo posible ubicamos a la familia en el sitio para donde ellos van. Aunque algunos han roto ese vínculo afectivo”, expresó el funcionario.


Redacción: Verónica Palacio