‘Hoy es seguro trabajar en nuestras fincas’, sostuvo víctima de las minas en San Vicente del Chucurí

 

El representante de las Víctimas de las Minas Antipersonal de San Vicente de Chucurí, Álvaro Gómez Ramírez, hizo hoy un llamado a los grupos armados al margen de la ley para que cesen los actos violentos y suspendan la siembra de minas antipersonal en el país.

En el acto de declaración del municipio santandereano como municipio libre de minas antipersonal, al que asistió el Presidente Juan Manuel Santos, Gómez Ramírez  agradeció al Ejército Nacional por el proceso de desminado que ha adelantado en dicha región del país.

 

“Quiero darles un mensaje a los grupos armados al margen de la ley, para que cesen todo acto violento, no más minas antipersonales, que entre todos construyamos una nueva Colombia, sin minas”, indicó.

 

Así mismo, manifestó: “Quiero darles las gracias al Ejército Nacional y al Batallón de desminado. En verdad, de todo corazón, muchas gracias a estos soldados desminadores. Ellos han puesto su vida en peligro al encontrar y destruir 90 minas antipersonales en nuestras tierras santandereanas”, dijo.

El representante de las víctimas insistió en resaltar la tarea llevada a cabo por el Ejército al destacar la declaratoria de San Vicente de Chucurí como municipio libre de sospecha de minas antipersonal.

“Han hecho realidad que el municipio de San Vicente de Chucurí sea deaclarado hoy libre de minas. La seguridad de nosotros los chucureños se les debe a estos valientes hombres”, resaltó.

Finalmente, Gómez Ramírez aseguró que gracias a la labor de los soldados, hoy es seguro trabajar en las fincas de la mencionada región santandereana.

 

“Por el trabajo de estos soldados, durante cuatro años, en sus duras y peligrosas jornadas, hoy es seguro trabajar en nuestras fincas, pues están libres de sospechas de minas. Donde antes había desesperanza y miedo, hoy se disfruta de confianza y podemos realizar la labor diaria en nuestras tierras”, puntualizó el Representante de las Víctimas.

 

El 16 de septiembre de 1994, Álvaro Gómez Ramírez pisó una mina antipersonal en el municipio santandereano de San Vicente de Chucurí y consecuencia de la activación de ese artefacto perdió el pie izquierdo, cuando trabajaba en su finca.

COMPARTIR