Fundación ACPO
tomado de www.fundacionacpo.org

ACPO ha promovido iniciativas como “Milagro, mil pesos para el agro”, donde se recaudó en toda Colombia 150 millones de pesos para el campo colombiano.

La organización católica, ACPO (Acción Cultural Popular), precursora de programas como las Escuelas Radiofónicas donde nació la Radio Sutatenza, una de las más grandes y más influyentes emisoras colombianas, persiste en su objetivo que es mejorar la vida del campesino en 5 frentes: salud, alfabeto, número, economía, trabajo y espiritualidad.

ACPO fue creado en 1947 gracias a la iniciativa del sacerdote José Joaquín Salcedo Guarín en la localidad de Sutatenza, Boyacá. Allí fundó una rudimentaria emisora que buscó llevar esparcimiento a través de programas de música, doctrina cristiana y elementos educativos, todo ello comprendido en las Escuelas Radiofónicas.

Estas escuelas contribuyeron a dignificar al campesino colombiano  con el aumento de conocimientos de agricultura y ganadería. Pero no sólo se impactó por medio de las ondas hertzianas, también se fundó en 1958 el periódico semanal El Campesino que en total se crearon 76 millones de ejemplares, junto con 7 millones de cartillas y 5 millones de libros.

Hoy por hoy ACPO ha llegado a más de mil municipios del territorio nacional. Orlando Sierra, Coordinador de la Comisión Regional de Conciliación, enfatizó que la base por la cual se fundó esta organización política fue porque “había cierto providencialismo aferrado a la cultura religiosa en aquel entonces, yo no estudio, yo no mejoro porque Dios me quiere así, pero eso no era lo que quería el padre, quería era llevar un mensaje positivo y constructivo”.

Aclaró que aún el campesino está relegado de la sociedad, por ende “sigue al margen de la capacitación y al margen de la inclusión social de los medios modernos de la comunicación, como los digitales”. Añadió que “cuando ACPO nació el 80% era del campo, y el resto en la ciudad, ahora eso está invertido. No hay opciones de créditos, de acceso a tecnologías, los jóvenes de 17 a 24 años del campo no tienen oportunidades educativas en un 76%”.

ACPO continúa de cerca al campo, realiza algunas propuestas con respecto a la paz, proyectos a la unión europea, está estableciendo alianzas con algunas empresas que tengan que ver con el agro.

 “La idea es no dejar perder la iniciativa” afirmó Sierra, según él cuando se apagaron la Radio Sutatenza y otras emisoras “justamente cuando pasó ello se exacerbó la violencia en el campo, porque desapareció esa contención que daba los mensajes de asociación de trabajo comunitario, de mejorar la vivienda, de ir los domingos a la misa, por el respeto del bien común. Si no hay mensajes hay estos comportamientos”.

El próximo 18 y 20 de agosto, la ACPO ha organizado un encuentro intergeneracional entre los anteriores usuarios y beneficiarios de las Escuelas Radiofónicas y los nuevos usuarios de escuelas de interés campesinas, para ver los intercambios y los efectos de ambos proyectos educativos; será en Sutatenza, Boyacá, cuna de las escuelas radiofónicas en América Latina.


Redacción: Paz Estéreo.