El proyecto Agrópolis busca convertir a Ibagué en una ciudad sostenible, en la que se pongan en práctica nuevas formas producción agrícola haciendo uso de aguas residuales tratadas. De este modo, se busca implementar el microgoteo, basado en administrar pequeñas gotas de agua de forma recurrente y controlada al cultivo, este es un sistema ideal en la producción de frutas y hortalizas (hortofruticultura).

 

 

Este proyecto busca financiarse a través del incremento en la tasa ambiental en un punto porcentual (1 por ciento), lo que permitirá recaudar 60 mil millones de pesos más, durante los cuatro años de este gobierno, además de los recursos provenientes del Gobierno Nacional.

“Estamos pidiéndole al Gobierno Nacional 100 mil millones de pesos para crear dos plantas de tratamiento de aguas residuales (Petar), una en El País y otra en El Escobal, lo que permitirá tratar el 95 por ciento de las aguas residuales”, indicó el mandatario Guillermo Alfonso Jaramillo, quien visitó la capital de la república para reunirse con el Ministro de Agricultura Aurelio Iragorri.

La conservación de 15 mil hectáreas en el Cañón del Combeima y los cerros noroccidentales también hacen parte de esta iniciativa, donde se emplearían por lo menos 100 personas que hayan salido de la guerra, capacitándolos como vigías forestales.

 

 


 

(Contenido: Suministrado)


COMPARTIR