Debido a la situación financiera que presenta la Universidad del Tolima, la Alcaldía de Ibagué quiere brindar su apoyo presentando ante el Concejo Municipal un proyecto de acuerdo para exonerar por cinco años el valor del pago por concepto de impuesto predial a esta institución.

“La condición para que la administración no recaude el valor del impuesto, será que la universidad reinvierta el dinero en programas a distancia, beneficios para los aspirantes a becas, actividades sociales, el fortalecimiento del programa Universidad Humana y mejorar la cobertura de pregrado en la ciudad”, afirmó Juan Espinosa, secretario de Hacienda.
Anualmente, la Universidad del Tolima, paga 250 millones de pesos al municipio, por lo que de ser aprobado el proyecto por el Concejo Municipal, este dinero sería destinado a la consolidación de programas que beneficien a los estudiantes de Ibagué.
Así mismo, el Hospital Federico Lleras, pidió a la Administración ser exonerado de pagar este impuesto, debido a la intervención que presenta por falta de recursos y liquidez.
“El hospital paga 400 millones de pesos anuales, que serían utilizados para la sostenibilidad del servicio de urgencias, ginecología, pediatría y cirugía de las personas”, agregó Espinosa.
Sumando a lo anterior, el municipio haría un esfuerzo fiscal de 600 millones de pesos, que serían recuperados eliminando exoneraciones que no generen impacto social, ni un incremento en las facturas de los ciudadanos.
COMPARTIR