Fotografía: Cortolima

En cada municipio habrá una “Red  de  Vigías  Rurales en Incendios  Forestales” los cuales servirán de canal directo de comunicación para el reporte inmediato y oportuno de la presencia de fuego o incendios forestales

El Tolima fue uno de los departamentos más afectados por las temporadas secas que se presentaron entre los años 2015 y 2016, ocupando el tercer lugar en el orden nacional por afectaciones y especialmente por la alta ocurrencia de incendios forestales, que como registro histórico generó la destrucción de más de 24 Mil hectáreas en el 2015 a causa del Fenómeno Cálido del Pacífico, también conocido como “Fenómeno del Niño”.

Para este año el panorama no es diferente, a la fecha ya se han presentado 30 incendios forestales en 17 municipios del Tolima, dejando 427 hectáreas consumidas por el fuego; siendo el caso más preocupante el que se presentó en el Municipio de Santa Isabel donde el fuego arrasó con 318 hectáreas del páramo, un ecosistema estratégico y de especial importancia ambiental.

Según lo informado por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia -IDEAM-, la disminución de las lluvias durante los últimos días en el país, ha activado la amenaza alta y moderada de ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal en zonas como la región Andina. Para el caso del Departamento del Tolima se declaró amenaza alta de ocurrencia de incendios forestales en zonas de bosques, cultivos y pastos, en los municipios de Alpujarra, Alvarado, Carmen de Apicalá, Chaparral, Coello, Cunday, Dolores, Espinal, Flandes, Guamo, Ibagué, Icononzo, Lérida, Melgar, Natagaima, Piedras, Planadas, Rioblanco, Rovira, San Luis,  Suárez, Valle de San Juan, Venadillo y Villarrica

Ante esta problemática, se han puesto en marcha un plan de contingencia por temporada seca para la atención, prevención y atención de incendios forestales, estrategia que involucra a las Alcaldías, Comités de Gestión del Riesgo Municipales y a la comunidad en general.


Redacción: Verónica Palacio