Foto: VA

“Amar al enemigo, rezar por él y por aquellos que no nos quieren. Así seremos más hijos del padre”, indicó el Papa Francisco en la homilía de  este martes en la Casa Santa Marta.

El Santo Padre reflexionó el Evangelio de Mateo en el que Jesús exhorta a los discípulos a tender a la perfección de Dios “que hace salir su sol sobre los malos y los buenos”.

Francisco resalta  el Antiguo Testamento, en el Jesús invita a “Amar a Dios con todo el corazón y al prójimo como a ti mismo”.

El Santo padre citó diversos ejemplos, entre ellos el  los mandamiento “No matar” quiere decir también no insultar a un hermano. y explicó que en los mandamientos Jesús invita al camino de la sanación:

“Un camino de sanación: un corazón herido por el pecado original -todos nosotros tenemos el corazón herido por el pecado, todos- debe ir por este camino de corazón y sanar para semejarnos al Padre, que es perfecto”.

Concluyó su predicación invitando: “amar al enemigo, es el último escalón” de este camino, es el más difícil, manifestó el Papa Francisco.

Mateo 5:43-48


Redacción Paola Andrea Galindo /Contenido Radio Vaticana 

COMPARTIR