Fotografía: IBAL

A un 100 por ciento llegó la construcción de la bocatoma y del desarenador del nuevo sistema de la quebrada Cay. Fuente que mejorará la continuidad de agua en la ciudad.

La construcción de la bocatoma y del desarenador en la quebrada Cay es una Fuente alterna de abastecimiento que permitirá mejorar la continuidad en el servicio y reducir los cortes de agua.

Adicionalmente el consorcio a cargo lleva instalado 250 metros lineales de tubería, lo que indica que la obra avanza de forma satisfactoria.

Fotografía: IBAL / A un 100 por ciento llegó la construcción de la bocatoma y del desarenador del nuevo sistema de la quebrada Cay.
Fotografía: IBAL / A un 100 por ciento llegó la construcción de la bocatoma y del desarenador del nuevo sistema de la quebrada Cay.

Así lo dio a conocer el gerente del IBAL, José Alberto Girón Rojas. “El cronograma se está cumpliendo; consideramos que en julio vamos a poner en funcionamiento este nuevo sistema de acueducto, tal como lo dijimos en el evento de instalación de la primera piedra”.

¿Qué hace falta?

El contrato incluye: captación sobre la quebrada Cay, canal de aducción a los desarenadores, estructuras de limpieza y exceso, desarenadores, conducción a la planta de tratamiento La Pola, viaductos Cruce y  Lavapatas; así como las obras de protección y explanaciones.

De esas estructuras solo   hace falta la instalación de 2 mil 900 metros de tubería, la construcción de los tres viaductos y algunas obras menores de protección.

“Con esta obra también se mejorará las condiciones de calidad del agua, ya que el  canal abierto de Cay pasará a ser  una conducción cerrada. Esto evitará la  proliferación de  conexiones fraudulentas sobre el canal”, puntualizó Girón Rojas.

Cabe recordar  que la inversión total es de 4 mil 800 millones de pesos. De esos recursos 3 mil 300 millones son del Gobierno Nacional y el resto los aporta la Alcaldía de Ibagué.


Redacción: Verónica Palacio  

COMPARTIR