Este 8 de diciembre se vivió el Jubileo Extraordinario de la Misericordia en la Catedral  Inmaculada Concepción de Ibagué, Eucaristía que fue precedida por Monseñor Flavio Calle Zapata.

El Arzobispo de Ibagué dio apertura al Año de la Misericordia, a través de una solemne ceremonia en la cual hizo extensiva la invitación a los asistentes para que vivan el Jubileo y así puedan cumplir plenamente las Obras de Misericordia  Corporales y Espirituales, que nos permitan llegar al corazón de Dios, de esta manera:

 

OBRAS CORPORALES DE MISERICORDIA
1. Dar de comer al hambriento
2. Dar de beber al sediento
3. Dar posada al necesitado
4. Vestir al desnudo
5. Visitar al enfermo
6. Socorrer a los presos
7. Enterrar a los muertos

 

OBRAS ESPIRITUALES DE MISERICORDIA
1. Enseñar al que no sabe
2. Dar buen consejo al que lo necesita
3. Corregir al que está en error
4. Perdonar las injurias
5. Consolar al triste
6. Sufrir con paciencia los defectos
de los demás
7. Rogar a Dios por vivos y difuntos

 

IMG-20151208-WA0001

 

Al hacer su intervención, Monseñor Flavio Calle Zapata, explicó la importancia y el significado de la Puerta de la Misericordia, “abrir esta puerta, corresponde a la Puerta Santa que se abre en la basílica de San Pedro en el Vaticano, permite realizar la peregrinación jubilar también a quienes no pueden llegar a Roma” (MV, 3).

 

También se  refirió a el significado de la apertura de la Puerta de la Misericordia. “La Puerta es Cristo, si entramos por él encontraremos la salvación (cf Jn 10,7-9). Entremos decididamente en este Año de gracia para que se perdonen nuestros pecados, para que se transforme nuestro corazón, para que nazca en nosotros un espíritu nuevo, para que vuelvan a nosotros la paz y la alegría, para que seamos misericordiosos como el Padre” (cf Sal 51; Lc 6,36).

Monseñor explico que la  Primera Puerta representa a la  virgen de la inmaculada Concepción como co- redentora. La Segunda Puerta, y más importante es Jesús, que representa el Camino, la Verdad y la  Vida,y es el único salvador de la humanidad, puntualizo.  y finalmente la  Tercera Puerta, que esta representada en la misma puerta de la Catedral como símbolo concreto de humildad y sencillez.

En este sentido debemos entrar por esta puerta para apropiarnos de los dones de Dios y su infinita misericordia. Porque el sentido de atravesar la misma es llegar al corazón de Dios padre. Finalizó Monseñor Flavio Calle Zapata.

 

COMPARTIR