Fotografía: Alcaldía de Ibagué

76.000 ibaguereños de diferentes entidades participaron del 6 simulacro nacional de evacuación por actividad volcánica.

Sobre las 11:00 AM culmino el sexto Simulacro Nacional de evacuación por actividad volcánica el cual contó con la participacion de 76.207 ciudadanos pertenecientes a 106 entidades públicas y privadas.

Fotografía: Alcaldía de Ibagué.

El ejercicio inició a las 10:00 de la mañana y tuvo por objetivo medir la capacidad de reacción de los ciudadanos y los organismos de socorro ante un movimiento telúrico ocasionado por la actividad del volcán Cerro Machín.

76.000 Ibaguereños participaron del Simulacro.

Tras sonar las alarmas, en varios sitios de la ciudad se registró un tiempo promedio de evacuación de entre dos y quince minutos, todo ello dependiendo de la cantidad de ciudadanos en cada una de las entidades participantes.

“En el simulacro se trabajó con un reporte de 12 heridos. Contamos con la participación de todas las entidades del Municipio, como la Policía, Ejército, Cruz Roja, Defensa Civil, Alcaldía y comunidad”, afirmó Jaramillo.

El IBAL también se vinculo al 6 Simulacro Nacional de evacuación por actividad volcánica.

Como parte de la actividad, 150 voluntarios de los organismos de socorro simularon el rescate de personas heridas y atrapadas por una creciente súbita del río Combeima en el barrio San José.

“Contamos con el apoyo de la Fuerza Aérea para el rescate de heridos en helicóptero. El ejercicio fue muy interesante porque logramos medir la capacidad de reacción de todas las instituciones”, dijo Guiomar Troncoso, directora del Grupo de Prevención y Atención de Desastres, GPAD.

Entidades vinculadas en el simulacro 

En este ejercicio participaron instituciones educativas, centros comerciales, hoteles, entidades públicas, empresas privadas, juntas de acción comunal, conjuntos residenciales, entre otros.

Una vez terminada la actividad, todos los organismos de socorro realizaron un balance para definir cuáles son los puntos específicos que se deben mejorar en caso de que se requiera atender una emergencia real.



Redacción: Verónica Palacio 

COMPARTIR