Fotografía: Alcaldía de Ibagué

Cerca de 20 mil personas le dijeron sí a la vida, al medio ambiente y al agua; y no a la minería contaminante.

Con gran éxito se desarrolló la IX versión de la Marcha Carnaval, una manifestación ciudadana que busca crear conciencia de la importancia que tiene el medio ambiente para la calidad de vida.

En esta edición la marcha tuvo una connotación de pie de lucha ante la posición del Gobierno de no respetar la decisión del pueblo cajamarcuno ante las actividades mineras por parte de la multinacional AngloGold Ashanti.

Cerca de 20 mil Ibaguereños, Cajamarcunos y pobladores de diferentes municipios del departamento se volcaron a las calles para unirse en una sola voz pidiendo al Gobierno respeto ante las decisiones del pueblo.

A la marcha hicieron presencia diferentes concejales, funcionarios de empresas públicas y privadas que al igual que la ciudadanía exigieron por cerca de 2 horas el respeto a las decisiones que toma el pueblo colombiano frente a sus territorios.


Redacción: Verónica Palacio