El anuncio fue hecho por el gerente del Banco de la República, José Dario Uribe y el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas. 

La Junta Directiva del Banco de la República en su sesión de hoy, una de las más largas de los últimos tres años, decidió incrementar la tasa de interés de intervención en 50 pb y la situó en 5,25%.

En esta decisión, la Junta tomó en consideración principalmente debido a que la inflación anual al consumidor en septiembre se situó en 5.35%, y el promedio de las cuatro medidas de inflación básica en 4.89%. Las medidas de expectativas de inflación de los analistas a uno y dos años se incrementaron y se sitúan en 4,1% y 3,5%, respectivamente, y las que se derivan de los papeles de deuda pública a 2, 3 y 5 años superan el 4%.  

La aceleración de la inflación en lo corrido del año se explica principalmente por el incremento en los costos de las materias primas importadas, así como por la menor dinámica en la oferta de alimentos.

En este sentido, el traslado de parte de la devaluación del peso a los precios al consumidor y un fenómeno de El Niño fuerte hacen más lenta la convergencia de la inflación a la meta del 3%, tanto por su impacto directo sobre los precios y las expectativas de inflación, como por la posible activación de mecanismos de indexación.

Debido a que las expectativas de inflación siguen elevadas (‘desancladas’), de acuerdo a un sondeo elaborado en este mes que reveló que estas pasaron de 4,72% a 5,58% para diciembre del 2015, de 3,6% a 4,12% a un año y de 3,52% a 3,89% para el cierre de 2016, el Emisor considera que se han reducido considerablemente las medidas de tasa de interés real de política y del sistema financiero.

El aumento de las expectativas de inflación ha reducido considerablemente las medidas de tasa de interés real de política y del sistema financiero. Al mismo tiempo, el crecimiento del crédito interno se mantiene por encima del aumento del producto.

También se tuvo en cuenta la economía internacional, por ejemplo, Estados Unidos registró una moderación en su tasa de crecimiento mientras que la zona del euro se recupera lentamente. En China continúa la desaceleración y las principales economías de América Latina registran crecimientos bajos o contracciones del producto.

En síntesis, las expectativas de inflación han aumentado y el riesgo de una desaceleración de la demanda interna, más allá de lo coherente con la caída registrada del ingreso nacional, se ha moderado. Con el fin de asegurar la convergencia de la inflación hacia el rango meta la Junta Directiva decidió aumentar en 50 pb la tasa de interés de referencia.

 

Redacción Internet

COMPARTIR