(Foto Tomada de: Internet)

 

Los países de Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela) firmaron en la cumbre de Brasilia un nuevo protocolo de adhesión de Bolivia al bloque comercial.
El presidente de Bolivia, Evo Morales, recibió con alegría la firma del nuevo protocolo para su adhesión al Mercosur en calidad de socio pleno.

Morales solicitó al Mercosur “agilizar” el proceso de incorporación, ya que el documento todavía deberá ser ratificado por los parlamentos de Paraguay, Bolivia y Brasil.

El acuerdo se había rubricado en 2012, pero faltaba la ratificación de Paraguay, que fue suspendido del bloque por la destitución del presidente Fernando Lugo, lo que se consideró una violación de la cláusula democrática de Mercosur. Una vez que Paraguay normalizó su situación institucional en 2013, el Gobierno de Horacio Cartes reclamó que se firmara un nuevo protocolo.

Los Gobiernos de Uruguay y Paraguay plantearon este año la necesidad de flexibilizar la unión aduanera de modo que cada país negociara por separado tratados con socios como la Unión Europea. Montevideo y Asunción también pidieron el fin de las trabas al comercio dentro del bloque, sobre todo las que Argentina ha impuesto desde 2012 ante su escasez de divisas. Brasil mantiene su “paciencia estratégica” con respecto a Buenos Aires, que en diciembre tendrá un nuevo presidente. De hecho, Cristina Fernández se despidió de las cumbres de Mercosur.

La anfitriona, la presidenta brasileña Dilma Rousseff, lanzó un mensaje ambiguo ante esas pretensiones: “Hemos de reconocer que la crisis plantea desafíos para los Estados. Por eso defendemos que las normas se mantengan flexibles. La crisis no es una razón para crear barreras entre los países”.

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, pidió que se cumpliera el compromiso de presentar a finales del año una propuesta común de apertura comercial a la Unión Europea.

COMPARTIR