Foto: Alexey Gotovsky / ACI Prensa

En la Audiencia Jubilar de este sábado el Papa Francisco Reflexionó sobre la  “conversión, el perdón de los pecados”, para llegar a la misericordia de Dios.

En esta catequesis el Santo Padre señaló que Jesús después de su resurrección predicó la conversión y lo hacía desde la cercanía con los pecadores y necesitados; de este modo les manifestaba el amor de Dios. Todos se sentían amados por el Padre a través de Él y llamados a cambiar vida.

A demás agrego que el misterio de la “auténtica conversión se produce cuando experimentamos en nosotros el amor de Dios y acogemos el don de su misericordia” y que “un signo claro de que la conversión es auténtica es cuando caemos en la cuenta de las necesidades del prójimo y salimos a su encuentro para ayudarle”.

Llegar a la conversión es un camino arduo que se forma desde la convicción de la persona. Asimismo el Papa Francisco invita a conocer la Santa Biblia pues ella nos guiará a la conversión


Redacción: Paola Andrea Galindo González