Los caninos que permanecían en el refugio Asociación Ibaguereña de Protección Animal (AIPA), fueron trasladados por la Dirección de Justicia al Coso Municipal, donde serán valorados y tratados por el personal veterinario, hasta que estén aptos para dar a familias ibaguereñas en jornadas de adopción.

Las personas que trabajaban en AIPA, estuvieron presentes durante el proceso de traslado de los 46 perros, además fueron quienes se encargaron de sacar uno a uno a los animales, hasta dejarlos en el Coso, lugar que se convertirá en su nuevo hogar, hasta que sean adoptados.

Jennifer Martínez, llevaba más de un año laborando en AIPA y manifestó “nunca escuché que los perros se fueran a sacrificar, por el contrario siempre supimos que los funcionarios de la Alcaldía se encargarían de ellos y hoy lo están cumpliendo”.

 

“A las mascotas le des dará el tratamiento necesario y se garantiza que una vez estén en buenas condiciones de salud se entreguen jornadas de adopción para que pueda tener una familia” indicó Marco Emilio Hincapié Director de Justicia.

 

En total 12 machos y 34 hembras quedaron bajo el cuidado de la Administración Municipal. Una hembra que estaba en trabajo de parto y dos más se quedaron en las instalaciones, donde funcionó el refugió y serán recogidos esta semana.

COMPARTIR