El Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, invitó a los participantes de las Reuniones Anuales de las Juntas de Gobernadores del Grupo del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (FMI), que comenzaron este lunes, a reflexionar sobre la importancia de la familia en el desarrollo económico de las naciones.

Durante el programa Diálogo de Fe, el Purpurado al evento que hasta el 12 de octubre reúne en Lima a 12.000 personalidades de 188 países, entre ministros de Economía, Hacienda o de Desarrollo, y presidentes de Bancos Centrales, así como ejecutivos privados, banqueros y líderes empresariales y académicos.

“Que despierte el mundo de hoy a la belleza de la familia. Ahora que se reúnen todos estos sabios de la economía en el país yo les digo ¿por qué no le dedican un minuto a la familia en el programa de desarrollo económico?, porque en todo desarrollo social y económico si no se tiene como eje a la familia es un disparate”, indicó el Arzobispo.

El Cardenal Cipriani dijo que una reflexión de este tipo “sería muy interesante porque creo que en ese instante todos adquirirán una dimensión humana, no sería un cúmulo de proyecciones estadísticas”.

Sínodo de la Familia

En otro momento, el Purpurado también reflexionó sobre el Sínodo de la Familia que comenzó este domingo en el Vaticano y recordó las palabras del Papa Francisco durante su viaje a Estados Unidos, donde aseguró que “una sociedad crece fuerte, buena, hermosa, verdadera si se edifica sobre la base de la familia”.

En ese sentido, pidió al Señor de los Milagros, cuyas procesiones comenzaron este 3 de octubre, “que se compadezca de la familia”.

“El Papa está hablando mucho de los abuelos y de los niños. Creo que él siente que esa generación de los abuelos tiene un papel muy importante porque guarda memoria de sus padres, de su fe y puede y debe trasladarla a sus hijos y nietos”, afirmó el Arzobispo.

 

Aciprensa

COMPARTIR