Fotografía Alcaldía de Ibagué.

Tras un operativo de inspección la Secretaría de Gobierno a través de la Inspección Ambiental cerró de forma definitiva los establecimientos comerciales Plaza Garibaldi y Oasis (Calle 43 con Carrera Quinta).

Gloría Restrepo, Inspectora Ambiental del municipio manifestó, “las acciones obedecen a las reiterativas sanciones que se les han impuesto desde el año pasado por sobrepasar los 70 decibeles de ruido permitido, generando así contaminación auditiva”.

Cabe resaltar que según el Plan de Ordenamiento Territorial contempla que en el sector de la Calle 43 con Carrera Quinta no se permite el consumo y venta de bebidas alcohólicas ya que se encuentran ubicados a menos de 200 metros de cultos religiosos, entidades de salud e instituciones educativas.

Por otro lado, durante las inspecciones realizadas se suspendió la actividad comercial de cinco locales ubicados en la Carrera Séptima entre calles Novena y Décima (barrio Belén). El sellamiento se efectuó debido a la razón social del establecimiento, puesto que figuraban como venta de alimentos, sin embargo su actividad comercial era la venta de licor.

Restrepo, agregó que también se les impuso esta medida por el incumplimiento al Plan de Ordenamiento Territorial, ya  que se encuentran en zona residencial.

 


Redacción: Verónica Palacio