Al conmemorarse los 30 años de los hechos ocurridos en Palacio de Justicia en 1985, el Presidente Juan Manuel Santos hizo un reconocimiento público de la responsabilidad del Estado colombiano en el caso conocido como ‘Rodríguez Vera y otros’ desaparecidos, en cumplimiento de una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

En cumplimiento de una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el Presidente Juan Manuel Santos hizo este viernes un reconocimiento público de la responsabilidad internacional del Estado de Colombia en el caso conocido como ‘Rodríguez Vera y otros’ desaparecidos del Palacio de Justicia en Bogotá, durante los hechos ocurridos el 6 y 7 de noviembre de 1985, hace 30 años.

Durante el acto realizado hoy en el Palacio de Justicia, en el que estuvo acompañado por familiares de las víctimas, magistrados de las Altas Cortes, el Fiscal General, el Contralor General, el Nuncio Apostólico, embajadores, representantes de la Corte Interamericana y los presidentes de Senado y Cámara, entre otros, el Jefe de Estado recordó que “aquí, hace 30 años, este edificio construido para impartir justicia fue escenario de horrores y atrocidades”.

Afirmó que “en un suceso que vivirá por siempre en la memoria de los colombianos, aquí se vivió la guerra misma, esa guerra de explosiones y ráfagas de fusil que solo parecía ocurrir en los noticieros, en lugares alejados de las ciudades”.

El Presidente Santos expresó también su solidaridad y afecto a los familiares de quienes perdieron a sus seres queridos en los “hechos funestos” del Palacio de Justicia.

“Aquí se sacrificó a la Justicia y a sus más altos magistrados, además de abogados, funcionarios y visitantes ocasionales del Palacio, y comenzó la tragedia de otros tantos que hasta este momento se sigue descubriendo en todos sus detalles”, señaló el mandatario.

foto4_900

El Estado continuará con las medidas de reparación

El Presidente Santos anunció que el Estado colombiano “continuará con la implementación de las medidas de reparación ordenadas en la sentencia, las cuales han sido lideradas directamente desde la Presidencia de la República, a través de la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos”.

“Han pasado 30 años, es mucho tiempo, y quisiera que retorne su confianza en las instituciones, porque éstas hoy trabajan, hoy trabajamos, por un país en paz, sin violencia y respetuoso de los derechos humanos. La Justicia ardió en Bogotá entre el 6 y el 7 de noviembre de 1985. Hoy, 6 de noviembre de 2015, queremos que la Justicia y la Verdad brillen de nuevo”, concluyó el Presidente de la República.

Presidencia de la República