En marzo se comenzarán a ver algunas lluvias, lo que se refleja en una transición del Fenómeno del Niño de fuerte a moderado. Se estiman condiciones de neutralidad hacia mitad de año.

Atendiendo las recomendaciones de la Mesa Técnica Agroclimática, el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, invitó a los agricultores y ganaderos a continuar con las medidas de prevención en las actividades agropecuarias y no decaer en el cuidado de las fuentes y ahorro de agua, en la que parece ser la última etapa de El Fenómeno del Niño.

De acuerdo con el último Boletín Agroclimático, que reúne las recomendaciones para el sector agropecuario a partir de la predicción climática y el cual es elaborado por el Ministerio, diferentes gremios de producción y entidades técnicas como el Ideam y el Ciat; en marzo se comenzarán a ver algunas lluvias lo que se refleja en una transición del Fenómeno del Niño de fuerte a moderado, por lo que se estima condiciones de neutralidad hacia mitad de año.

Invitamos a los productores agropecuarios a no bajar la guardia frente al Fenómeno de El Niño, y a proteger y hacer buen uso de los recursos existentes. Agricultura se escribe con “A” de Agua y confiamos que con la llegada de las lluvias del mes de abril se reactiven las siembras que se vieron afectadas por el Fenómeno”, indicó el Ministro Iragorri.

Según el análisis del Jefe de la Cartera Agropecuaria, confiando en que mejoren las condiciones del clima y se estabilice la tasa de cambio, para que no suban más los precios de los insumos, herramientas y maquinaria importada, los proyectos derivados del Colombia Siembra, deberán a empezar a mostrar sus frutos en términos de generación de empleo y prosperidad en las regiones.

Respecto a la alerta de la posible ocurrencia del Fenómeno de la Niña, el Ministro acogió el mensaje del Ideam en el sentido de que a corto y mediano plazo no se advierte posibilidad de un Fenómeno de La Niña, aunque hay una probabilidad del 50 or ciento para el último trimestre del año, de consolidarse sus impactos se empezarían a sentir en el primer semestre de2017.

Estas circunstancias a lo que nos llaman es a prepararnos aún más ante los veranos e inviernos cada vez más fuertes, es importante que los sectores público y privado unamos esfuerzos para adaptarnos al cambio climático y prevenir los estragos que causan en la agricultura”, indicó.

 

 

COMPARTIR