Te has preguntado alguna vez, si te tomas el tiempo, o el momento para ¿escuchar a Dios?
La oración nos permite esa escucha de manera más provechosa, ya que es una condición indispensable para llegar al encuentro con él.

Sin embargo, para ello también debemos silenciar lo exterior y lo interior. Eliminar todos los ruidos que puedan intervenir de manera negativa en la oración, las distracciones, o los impedimentos que no nos permitan entrar en la oración.

Por eso te compartimos, 12 ruidos que impiden una acertada escucha con Dios, así podrás identificarlos, apartarlos de ese momento y entrar en la mas intima conversación con Dios.


Redacción: Cristian Camilo Cuellar Trujillo 

COMPARTIR