La confesión es el Sacramento de la Reconciliación, un Sacramento instituido por el mismo Jesucristo para perdonar los pecados

Cuando alguien confiesa sus pecados con humildad y arrepentimiento, Cristo mismo le da su perdón y su amistad y lo reincorpora nuevamente en su gracia que con el pecado había sido interrumpida, y lo hace a través de uno de sus ministros.

La confesión tiene 3 beneficios importantes: Perdona, Sana y Libera a todos aquellos que con sincero arrepentimiento se acercan a este sacramento.

A continuación presentamos los beneficios que tiene practicar el sacramento de la confesión

La Confesión como Sacramento de Sanación

La confesión como sacramento de Sanación y perdón
La confesión como sacramento de Sanación y perdón

La Confesión es fuente de Sanación. En el mundo, hay millones de personas perturbadas con estrés emocional por múltiples circunstancias de la vida.

Cerca del 40% de los habitantes son medicados por diferentes situaciones emocionales no controladas, lo que desconocen esque pueden estar necesitando del sacramento de la confesión para poder manejar las situaciones complejas de la vida.

¿Por qué la confesión es fuente de sanación?

Tenemos que saber que hay algunos pecados que llevan a la enfermedad. Hoy día la ciencia las reconoce como enfermedades psicosomáticas. Algunas enfermedades podrían estar vinculadas con el pecado. por ello es importante practicar el sacramento del perdón como fuente de Sanación; si hay una enfermedad producto del pecado, el perdón la puede sanar

La Confesión como acto de liberación

Dentro de la vida espiritual existen otras enfermedades causadas por el demonio. Por ello podemos establecer que la confesión libera al hombre de las ataduras que lo ligan al demonio por medio del pecado.

Para tener en cuenta

Jesús sanó de estas 3 formas:

  • Perdonando pecados
  •  Sanando físicamente
  • Expulsando demonios (liberando)

    Redacción: Paz Estéreo