Fotografía. Cortolima

La temporada seca avanza a grandes pasos durante la mitad del año en gran parte del país, según  lo indicó el Instituto de Histología Meteorología y Estudios Ambientales IDEAM.

La llegada de la temporada seca no significa que las precipitaciones desaparezcan por completo, junio es el inicio de la transición hacia la temporada de menos lluvias que se establece entre julio y agosto, sobre todo para las regiones Andina y Caribe, lo que significa una disminución notoria de los volúmenes de lluvias para zonas como el departamento del Tolima.

Cabe resaltar que el departamento del Tolima fue unos de los mas afectados por las temporadas secas que se presentaron entre los años 2015 y 2016, ocupando el tercer lugar a nivel nacional por afectaciones y especialmente por la alta ocurrencia de incendios forestales, que como máximo registró histórico dejó la destrucción de 24.476 hectáreas producto de 2.718 conflagraciones que se presentarón en el 2015 a causa del fenómeno cálido del pacifico.

En ese sentido CORTOLIMA extiende un llamado especial a las Administraciones Municipales concejos de gestión del riesgo para que activen sus planes de contingencia y medidas de mitigación  frente a los posibles efectos adversos que se puedan presentar en este periodo de menos intensidad de lluvias, para que ademas se establezcan en cada municipio una red de vigías rurales en Incendios Forestales conformada por lideres y presidentes de juntas de acción comunal que sirvan como canal para el reporte inmediato de fuego o incendios forestales.


Redacción: Verónica Palacio