El agro creció 4,8 por ciento en el último trimestre de 2015, a pesar de enfrentar el más duro Fenómeno de El Niño de los últimos años y los efectos sobre la economía de factores como el alto costo del dólar y la caída del precio del petróleo.  Este resultado, ratifica al sector como uno de los motores que sostienen la economía del país.

 

Así lo manifestó el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, al analizar los resultados presentados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), sobre el crecimiento en el último trimestre de 2015 del Producto Interno Bruto (PIB), en los que se registra un crecimiento del 4,8 por ciento de la rama Agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca, por encima del total nacional que fue de 3,3 por ciento.

 

El sector agropecuario lideró el crecimiento durante los últimos tres meses del año anterior, junto con sectores como construcción (4,3 por ciento) y servicios financieros, actividades inmobiliarias y servicios a las empresas (4,2 por ciento).

 

image005

Fuente: DANE

 

De acuerdo con la información presentada por el DANE, el PIB nacional creció 3,1 por ciento en el consolidado total del 2015 (enero – diciembre) respecto al año 2014.  El sector agropecuario registró en este mismo año un aumento del 3,3 por ciento.

 

“Esto nos muestra que las acciones y el direccionamiento que le estamos dando a la política para el sector agropecuario está dando resultados y que vamos por buen camino; esto, a pesar de circunstancias que afectan negativamente y las cuales no dependen de nosotros como el fuerte Fenómeno del Niño que está haciendo estragos especialmente en el campo”, dijo el Ministro Iragorri.

COMPARTIR