(Foto: Zenit)

El Papa Francisco desde el  estadio Víctor Manuel Reyna de Tuxtla Gutiérrez en el estado de Chiapas Mexico, defendió hoy a las familias como núcleo de la sociedad y las llamó a reconciliarse aunque “vuelen los platos“, en un encuentro en el que escuchó el testimonio de una pareja de divorciados vueltos a casar y de una madre soltera.

 

Hoy en día vemos y vivimos por distintos frentes cómo la familia está siendo debilitada, cuestionada“, dijo el pontífice en el estadio frente a más de 100.000 personas.

En el encuentro con las familias mexicanas, el Papa invitó aprovechó la ocasión para invitar a los matrimonios a que renueven sus promesas matrimoniales y a los novios a pedir la gracia de una familia fiel y llena de amor.

El Francisco dijo que si hay guerra debe haber una reconciliación antes de la mañana siguiente porque si no el enojo se convierte en una “guerra fría”, que es mucho más dañina.

“Me dicen que las parejas no deben pelear, pero yo no lo creo. Es conveniente que algún día discutan. Y que vuele algún plato, está bien. Lo que importa es que no termine el día sin hacer la paz”, manifestó Francisco en uno de sus discursos más espontáneos en lo que va de su gira mexicana.

 

Testimonios

El Papa Francisco escuchó tres testimonios, el de un adolescente discapacitado acompañado de sus padres con 50 años de casados, el de una pareja casada por civil en la que la mujer es divorciada con hijos y el de una madre soltera. A todos ellos, el pontífice los instó a “echarle ganas” a la vida y a sus familias.

Cuando llegó la plenitud de los tiempos, el Padre Dios le echó ganas a la humanidad para siempre dándonos a su hijo“, sostuvo el papa ante los aplausos de la multitud.

Luego de una multitudinaria misa en la mañana con indígenas en San Cristóbal de Las Casas, donde tocó temas muy serios como la exclusión y la marginación, Francisco se mostró notablemente más afable y sonriente en el encuentro en Tuxtla, e incluso se atrevió a bromear sobre las familias.

“¿Qué marido y qué mujer no se pelean? Y más cuando se mete la suegra”, dijo, provocando las risas de los presentes.

El Papa dio las gracias a quienes dieron sus testimonios. A Beatriz Muñoz, madre soltera de 52 años que habló sobre su decisión de no abortar pese a las dificultades que tuvo para mantener a su familia, la alabó por pensar en sus hijos y por su valentía.

“¿Cuántas veces te sentiste señalada?”, le preguntó.

Francisco pidió defender la familia y a las parejas presentes les pidió valorar “las arrugas” de sus rostros, que son “fruto de un amor que no siempre les fue fácil”. “El amor no es fácil, pero es lo más lindo que un hombre y una mujer se pueden dar entre sí”.

El Papa culminó el encuentro pidiendo a las parejas que renueven sus votos matrimoniales y que recen por él. Además, reiteró que deben “echarle ganas” a la vida, como la virgen de Guadalupe lo hizo dando su hijo.

Después del encuentro pernoctará en Ciudad de México y mañana viajará a Morelia, en el estado de Michoacán, para el anteúltimo día de los cinco días de su visita.

 

(Fuente: DPA – elcomercio.pe)

COMPARTIR