Desde Barranquilla el Presidente de Colombia Juan Manuel Satos, aseguró este martes que si el ELN libera a los secuestrados que tiene en su poder, “la semana entrante” se podría comenzar la fase pública de diálogos de paz con esa guerrilla, la segunda del país.

Santos resaltó el gesto del ELN de no perpetrar acciones ofensivas para permitir el normal desarrollo del plebiscito el próximo domingo.

“Hace 48 horas el ELN decretó un cese al fuego unilateral. Yo quiero resaltar ese gesto del ELN. Y si libera a los secuestrados, la misma semana entrante podríamos anunciar que comienza la fase pública de las negociaciones, porque ya tenemos con el ELN el 50 por ciento de la negociación que es la agenda negociada”, indicó el Primer Mandatario, en una jornada pedagógica de paz en este municipio del Magdalena.

Igualmente expresó que con la paz, el país tendrá una mayor capacidad para invertir en infraestructura y desarrollo social en hospitales, clínica, escuelas, acueductos y alcantarillados, entre otros.

“Todos esos soldados, esos policías que hoy siguen concentrados en la guerra contra las Farc -porque hasta que no entreguen la última pistola no dejarán de cumplir con su deber- van a ser redirigidos a proteger a los colombianos en su vida diaria, a la seguridad ciudadana, a la seguridad del campo”, agregó.

Santos señaló que los colombianos tendrán el domingo un poder muy importante que es el de decidir con su voto, acabar con la fábrica de víctimas en que se convirtió el conflicto armado.

“Tenemos el mismo poder pero ustedes son los que tienen que tomar la decisión. Por eso le prometí al pueblo colombiano cuando comencé hace 6 años de este proceso difícil y complejo, lleno de obstáculos, les prometí que cuando llegáramos al acuerdo, la última palabra la tiene que tener le pueblo soberano. Ustedes, ustedes van a decidir el próximo domingo el futuro de este país”, puntualizó.

Asimismo expresó que el voto por el “Sí” dará oportunidades a millones de campesinos que hasta el momento no han tenido la ayuda del Estado, a millones de desplazados que se agolpan en las ciudades a que retornen a sus sitios de origen para llevar una vida digna, donde el Estado va a poder ayudarlos, porque ya no habrá guerra ni conflicto.

 


Redacción: Paola Andrea Galindo González