El juez Séptimo de Instrucción, Miguel Ángel García, envió a juicio al expresidente de El Salvador, Francisco Flores, por peculado, lavado de dinero, desobediencia a particulares y enriquecimiento ilícito.

El juez del caso ordenó que Flores fuera recluido en una celda de la División Antinarcóticos de la Policía Nacional Civil de El Salvador hasta que inicie el juicio. Tomó la decisión basado en informes médicos que establecen que no requiere estar en casa para continuar su tratamiento por trombosis.  

Flores permanecía bajo arresto domiciliario preventivo desde el 30 de octubre de 2014, al haber sido imputado en la primera fase del proceso por un juez de paz. Este es la segunda fase del proceso, que se desarrolla ante un juez de instrucción.

Luego de la audiencia de este jueves el expresidente será trasladado a la celda de División Antinarcóticos donde deberá permanecer hasta que un tribunal de sentencia fije la fecha para el juicio.

El exmandatario se declaró inocente y dijo que confía en que el proceso judicial “sea justo y no político”, según declaraciones hechas al final de la audiencia preliminar el 6 de noviembre de 2015.

Flores, quien gobernó El Salvador entre 1999 y el 2004, negó haber depositado el dinero en sus cuentas personales y aseguró haberlo entregado a sus destinatarios.

 

CNN

 

COMPARTIR