Con las acciones que desde ya se están adelantando se busca garantizar que una vez los estudiantes ingresen a las instituciones educativas cuenten con el beneficio alimenticio 

La secretaría de Educación dará continuidad al convenio que firmó con la Caja de Compensación  Comfatolima el año anterior, el cual había sido suspendido en  diciembre debido a la finalización del calendario académico.

En los 26 días que faltan por ejecutarse del convenio, se entregará alimentación a 11.700 estudiantes, en los que se da prioridad al sector rural, menores con necesidades educativas especiales, integrantes de comunidades étnicas y víctimas del conflicto armado.

Paralelamente, se adelantará el proceso contractual para los 150 días de calendario restantes, haciendo uso de los $4.900 millones que tiene el municipio. De estos dineros, $3.680 millones son recursos propios provenientes del Sistema General de Participación y $1.220 millones corresponden a transferencias del Gobierno Nacional.

La secretaria de Educación Tatiana Aguilar indicó, “con  este contrato pasaremos de 11.700 a 15.000 estudiantes beneficiados y seguiremos la gestión ante el Gobierno para incrementar el presupuesto y ampliar la cobertura”.


Redacción: Verónica Palacio 

COMPARTIR