Mons Elkin Álvarez  invita a llamar a María Madre de misericordia en este segundo Domingo de Pascua. 

El segundo domingo de pascua se celebra en la Iglesia la fiesta de la Divina Misericordia. Mons. Elkin Fernando Álvarez Botero, Obispo auxiliar  de Medellín y Secretario General de la Conferencia Episcopal, entrego algunas declaraciones para comprender mejor el significado de esta fiesta.

El origen de la Coronilla de la Divina Misericordia nace de un decreto que instauro el Papa Juan Pablo II, en el año 2000, donde decretó que el segundo domingo de pascua se continuara llamando de la “Divina Misericordia”.

“Para los católicos el significado de la Divina Misericordia es el inmenso amor de Dios para todos, es la entraña misma de Dios, es la revelación de sí mismo. Misericordia significa que Dios es compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia (Sal 102, 8-9)”. aseguró Mons Elkin Fernando Álvarez.

La Coronilla de la divina Misericordia se celebra el segundo Domingo de Pascua por la “estrechísima relación entre misericordia y misterio pascual, porque Dios nos ha revelado su mayor amor, el amor llevado hasta el extremo, en la pasión, muerte y resurrección de su Hijo Jesucristo”.

Por ultimo Mons hablo de la relación entre la virgen María y la Misericordia, “María es Virgen y Madre en el pleno sentido de estas palabras; ella está unida indisolublemente al misterio de la misericordia de Dios.  Él la eligió y la llenó de su gracia, justamente en orden al plan salvífico.  Por eso, por gracia de Dios, fue preservada del pecado, es Virgen, Madre de Dios y Madre de la Iglesia.  Ella, asunta al cielo, sigue intercediendo por sus hijos, discípulos amados, a quienes recibió en el momento de la cruz”.


Redacción: Paz Estéreo