(Foto: Suministrada - Internet)

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, y el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, expresaron que los campesinos son los primeros beneficiados del posconflicto pues con un campo en paz se crean mejores oportunidades para llevar más vías, escuelas, salud y desarrollo a todo el territorio colombiano. “En el campo vamos a construir paz, la paz no sólo se acuerda en La Habana”, señaló el mandatario.

Durante un encuentro con campesinos que se llevó a cabo en el Parque Nacional de la Cultura Agropecuaria (Panaca), ubicado en Quimbaya, Quindío, el Presidente conoció de primera mano las historias de jóvenes rurales y desmovilizados que encontraron en el campo nuevas oportunidades para sus proyectos de vida gracia al programa Formación de Formadores adelantado por el MinAgricultura y Fundapanaca, en el cual la cartera agropecuaria ha invertido más de 5.836 millones de pesos.

Una de ellas, fue la de Flor, una joven de 20 años que nació y creció en la guerrilla y quien se desmovilizó desde hace dos años; gracias a este Programa, está plenamente vinculada al trabajo y a la vida civil.

“Soy una nueva persona y pasé del terror a la armonía. Celebro que la sociedad nos recibe como personas normales que merecen otra oportunidad pues no todos decidimos estar ahí”, expresó con lágrimas confiando y agradeciendo al Gobierno Nacional por sus esfuerzos en poner punto final al conflicto que tanto daño le ha hecho al campo.

Flor, es una de las 400 jóvenes que bajo la metodología “aprender haciendo” se graduó de este programa, a través del cual los jóvenes rurales se educan en actividades de asistencia técnica agropecuaria, recibiendo las competencias requeridas para que puedan aplicar estos conocimientos en sus respectivas regiones.

“Se puede reconciliar, se puede hacer paz, gracias a todos los campesinos”, dijo el Presidente Santos, quien reconoció que aunque si bien hay muchas necesidades en el campo y hay personas inconformes, a la mayoría de los campesinos les están llegando inversiones, por lo que se comprometió a multiplicar esfuerzos para que las personas de la ruralidad tengan una mejor calidad de vida.

A su vez, el Ministro Iragorri le dijo al Presidente que “la paz se siembra en el campo” y resaltó los beneficios de la política Colombia Siembra, que busca cultivar un millón de nuevas hectáreas en los próximos tres años. Indicó que este año se lograrán más de 500 mil hectáreas, con lo que el sector agropecuario continuará liderando el crecimiento y el empleo de la economía del país.

Por su parte, el fundador de Panaca, Jorge Ballén, hizo un llamado a más empresas privadas y del sector de la agroindustria para que se sumen a este tipo de iniciativas y tengan más protagonismo en los procesos de desarrollo que busquen la generación de empleo para víctimas y personas desmovilizadas. “En la organización Panaca hoy trabajan 16 desmovilizados y son los mejores trabajadores que tenemos”, expresó.

A la fecha son 13 mil desmovilizados los que hoy son ciudadanos con plenos deberes y derechos.

Este programa “Formador de Formadores” ya lleva dos años renovando la confianza de los jóvenes en el campo, que este año beneficia a personas de Putumayo, Caquetá, Valle del Cauca, Huila, Cauca, Nariño y Meta.

Con esta, son dos las promociones las que ya gradúa el MinAgricultura pues en 2015 otros 200 líderes campesinos participaron en el proceso de formación, los cuales provenían de Antioquia, Caldas, Quindío, Risaralda y Tolima. En el segundo semestre inician nuevos participantes de Cundinamarca, Boyacá, Santanderes y Casanare y al finalizar el año estarán los departamentos de la Costa Atlántica.


(Contenido: Suministrado)