La Fiscalía General dejó en evidencia otra manera de desfalcar al sistema de salud en el país, los implicados trataron de apropiarse de un poco más de 12 mil millones de pesos.

El ente acusador presentó escrito de acusación en contra de tres hombres que constituyeron 22 Instituciones prestadoras de salud falsas, las cuales se dedicaban a cobrar por servicios médicos ficticios

Jorge Rojas, fiscal delegado ante el tribunal superior de Bogotá, señaló que al constituir los centros médicos falsos se presentaban falsos documentos en los que se habían atendido supuestos accidentes de tránsito.

“Ellos presentaban reclamaciones al FOSYGA por accidentes de tránsito donde aparecían que habían sido ocasionados por carros fantasma, entonces de esta manera presentaban la reclamación”, señaló Rojas.

Según el expediente, ni los accidentes, ni las sedes de las instituciones en varias regiones del país eran reales, porque al verificar en los sitios se encontraban lotes baldíos, viviendas abandonadas o direcciones inexistentes.

El monto que reclamaron a través de estos centros médicos falsos suman más de 12 mil millones pesos y lograron que el Fosyga les pagara por lo menos 4.000 millones, los cuales serán objeto de un proceso de extinción de dominio.

Los acusados por la fiscalía son Enrique Eduardo Manotas, Carlos Mario Marín y Jorge Eduardo Zuluaga.  Los dos primeros se encuentran privados de la libertad y el tercero se encuentra prófugo con orden de captura.

 

CM&

COMPARTIR