Fotografía web

Una carrera contra reloj se juegan los candidatos a la presidencia de Estados  Unidos

Ha tan solo tres días de las elecciones presidenciales, Donald Trump y Hillary Clinton  siguen trabajando para convencer a los electores indecisos; este 8 de noviembre  decidirán en una decena de estados, donde la disputa es particularmente ajustada o donde el voto puede empujar todo proceso en una dirección u otra.

Por estos días Hillary Clinton y Donald Trump dedican casi todo el tiempo a esos escenarios de batalla, prácticamente ignorando al resto del país.

Para llegar a la Casa Blanca, un candidato precisa por lo menos 270 de los 538 votos electorales el día de la elección, por tal motivo el sistema hace que los candidatos se concentren en los estados en que la disputa es más apretada, en detrimento de aquellos en los que el resultado no debe arrojar sorpresas.

Cabe resaltar que en estas elecciones en particular Florida, Pensilvania, Ohio, Carolina del Norte y Virginia son considerados los terrenos de batalla más importantes.


Redacción : Verónica Palacio