Con un presupuesto aproximado de $80 mil millones, y con el objetivo de aliviar las deudas de pequeños y medianos productores con acreedores no financieros, el Gobierno Nacional comprará esta cartera a través del Fondo de Solidaridad Agropecuaria (Fonsa).

 

El anuncio lo hizo el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, quien explicó que la medida tomada en el seno de la Junta Directiva del Fonsa, cobija a los productores que tengan compromisos con establecimientos no financieros, como casas comerciales de insumos agrícolas, vencidos a 31 de diciembre de 2013.

 

El programa de Compra de Cartera de Pasivos No Financieros es operado por el FINAGRO.

 

Con esta decisión y gracias al instrumento del Fonsa, avanzamos en el cumplimiento de los compromisos y generamos nuevas oportunidades para que los agricultores puedan pagar sus deudas en plazos más flexibles y en mejores condiciones”, señaló el Ministro.  

 

Vale recordar que la financiación con el comercio de agro insumos, es una forma  de financiación no bancaria que tienen los campesinos para proveerse y poder así desarrollar su labor cuando no tienen el capital de trabajo o la liquidez suficiente para realizar un proyecto productivo.

 

De acuerdo con el Ministro Iragorri, “este esfuerzo realizado por el Gobierno Nacional no tiene antecedentes”, por lo que destacó el compromiso en términos del presupuesto de la Nación para adelantar esta compra de cartera y normalizar la situación crediticia de los campesinos.

 

Este ‘salvavidas’ está dirigido a aquellos productores que se vieron afectados por caídas sostenidas y significativas de precios y/o con afectaciones de orden fitosanitario, situaciones de crisis que no les permitieron cumplir con sus compromisos crediticios, tal cual está establecido en la normatividad del Fonsa.

 

La compra de dicha cartera se efectuará teniendo en cuenta la valoración que realizará una firma experta que contratará Finagro.  Una vez establecidos estos requisitos se comunicarán las condiciones de compra para así dar inicio al programa.

 

Esta solución está enmarcada en la Ley 1731 de 2014, reglamentada por el Decreto 1449 de 2015.

 

Sobre el Fonsa

 

El Fonsa es el instrumento de política para rescatar a los pequeños productores que no han podido pagar sus deudas con el sistema financiero y que ahora también contempla las deudas con los proveedores de agroinsumos. 

 

Vale recordar que Finagro compró 60.084 obligaciones financieras por más de $196 mil millones a través del Fonsa, hecho que beneficia la refinanciación de deudas de 54.536 productores.

 

Se les otorgó un plazo de 10 años a partir de la firma del nuevo pagare y no se les cobrará interés durante todo el periodo de la deuda adquirida. Igualmente, tienen un periodo muerto para los primeros cuatro años, es decir que no se les genera ningún tipo de interés y además se beneficiaron de una rebaja de deuda en capital del orden del 35%. Los sectores más beneficiados con la cadena láctea y café.

COMPARTIR