Comunicado del Gobierno de Colombia acerca de las medidas migratorias en la frontera con Venezuela

 

Dadas las nuevas circunstancias producidas en agosto de 2015 con el cierre de la frontera en Arauca y Norte de Santander, el Gobierno colombiano ha tenido una mayor oportunidad para continuar evaluando los principales problemas de seguridad, delincuencia, desafíos sociales, migratorios y económicos que han afectado históricamente a esta zona del país.

Con estas nuevas realidades, seguimos construyendo estrategias de largo plazo para dar soluciones duraderas a las problemáticas que hemos identificado.

Vamos a seguir trabajando para tener una frontera segura, moderna y beneficiosa para nuestra población. En este contexto, las medidas migratorias adoptadas por Colombia tienen como objetivo mantener el flujo regulado, seguro y ordenado en los pasos fronterizos.

Colombia ejerce controles respetando la ley y los derechos humanos de todos los ciudadanos. Todas estas medidas hacen parte del marco regulatorio habitual y legal del país y responden enteramente al ordenamiento internacional. Por nuestra parte no se repetirán episodios como los que sufrieron los colombianos el año pasado cuando miles fueron expulsados.

Mantendremos los controles para seguir garantizando las condiciones de seguridad y orden en los pasos fronterizos, en estrecha coordinación con las autoridades regionales.

Así mismo, insistimos es que este debe ser un trabajo conjunto con Venezuela para lograr una frontera digna y en paz, que promueva el desarrollo fronterizo integrado, estable y seguro, que abra oportunidades para todos los habitantes de la frontera.

COMPARTIR