Foto: EFE

El Gobierno filipino y el Frente Democrático Nacional de Filipinas (NDFP), que representa a la rebelión comunista, instauraron hoy la mesa de diálogo por la paz en un acto celebrado en un hotel a las afueras de Oslo.

El ministro de Exteriores noruego, Børge Brende, resaltó en la apertura que se trata de un día “histórico” y avisó que los próximos cinco días de negociaciones serán “muy exigentes”, además de destacar la “gran responsabilidad” de este país nórdico, que ejerce de mediador en un conflicto de casi medio siglo de historia.


Redacción Paz Estéreo/ (EFE)

COMPARTIR