Ilustración: Paz Estéreo

Santa Escolástica es patrona de las monjas, y niños que sufren convulsiones también se le invoca ante las tormentas y las lluvias. Su fiesta se celebra el 10 de febrero. 

Santa Escolástica era Hermana gemela de San Benito, nació en el año 480 en Nursia, Italia. Desde muy joven se dedicó también ella a la vida religiosa y fue superiora de un convento de monjas. A su vez su hermano dirigía un gran convento para hombres en el Monte Casino.

Santa Escolástica es patrona de las monjas, niños que sufren convulsiones.
Santa Escolástica es patrona de las monjas, niños que sufren convulsiones.

Dentro de la historia, se hace un notable a punte sobre la ultima visita de su hermano. Pese a que se amaban mucho su hermano no la visitaba constantemente, la historia cuenta que San Benito solo iba ver a su hermana una vez al año.

En una de sus visitas, Santa Escolástica presintiendo su muerte le pidió a su hermano que se quedara aquella anoche acompañándola; sin embargo San Benito le dijo que no podía pasar una noche fuera del Monasterio.

En aquel preciso momento la Santa junto sus manos, inclino su cabeza, y levanto una plegaria a Dios, en ese instante una fuerte tormenta se desato lo cual impidió que su hermano abandonara la morada.

Ambos hermanos pasaron la noche hablando de santos y de cada uno de sus pensamientos; tres días después la santa falleció; y su hermano tuvo de inmediato la visión de ver el alma de su hermana ascendiendo  al cielo en forma de paloma.


Redacción: Verónica Palacio