Ilustración: Paz Estéreo

El papa Pío XI le declaró doctor de la Iglesia. Considerado desde 1922 como el santo patrón de los escritores católicos, y los periodistas.

San Francisco de Sales nació el 21 de agosto de 1567 en Thorens (Francia), en el seno de una familia noble de Saboya. Fue bautizado al día siguiente en la Iglesia parroquial de Thorens, con el nombre de Francisco Buenaventura.

Durante toda su vida sería su patrono San Francisco de Asís  El cuarto donde él nació se llamaba “el cuarto de San Francisco”, porque había en él una imagen del “Poverello” predicando a los pájaros y a los peces.

Estudios

Cursó estudios en la escuela jesuita de Clermont, en París y en la Universidad de Padua. Le otorgaron en 1591, el grado de doctor en leyesen esta última institución y fue ordenado sacerdote dos años después.

En 1594 es enviado a Chablais, una antigua región del ducado de Saboya, para convertir a los calvinistas. En 1602 es nombrado obispo de Ginebra.

En 1610 colaboró en la fundación de la orden de la Visitación de Nuestra Señora, dedicada a las personas excluidas por problemas físicos de ingresar en otras órdenes.

Obras

Sus obras incluyen los conocidos clásicos religiosos Introducción a la vida devota (1609) y Tratado sobre el amor de Dios, además de numerosas cartas y sermones. Francisco de Sales falleció en Lyon el 28 de diciembre de 1622.

Se cuenta que al hacerle la autopsia le encontraron el hígado endurecido como una piedra. Esto se explica por la enorme violencia que tuvo que hacerse este hombre de fuerte carácter para hacerse y aparecer amable, delicado y bondadoso en el trato.

Canonización

En el año 1665 le canonizaron. Los milagros que empezaron a obtenerse por su intercesión fueron tan numerosos, que el Santo Padre lo declaró santo cuando apenas hacía 40 años que se había muerto. En 1877, el papa Pío XI le declaró doctor de la Iglesia. Considerado desde 1922 como el santo patrón de los escritores católicos, y los periodistas Su festividad se celebra el 24 de enero.


Redacción: Paz Estéreo

COMPARTIR