Fotografía: IBAL

La comisión del IBAL evaluará la gravedad de los deslizamientos que llevaron al cierre de las bocatomas el fin de semana 

Debido a las fuertes lluvias registradas durante el fin de semana en la parte alta del río combeima, la turbiedad del agua obligó al cierre temporal de las bocatomas dejando sin el suministro del vital liquido a la ciudad.

Aunque la restauración del servicio se habilitó con normalidad, durante la noche de este domingo se presento una creciente de gran magnitud; conllevando a que la turbiedad llegará a más de 152 mil unidades, es decir  “barro líquido, diluido en poca agua”.

Ilustración: Paz Estéreo
Ilustración: Paz Estéreo

Por tal motivo, una comisión especial del IBAL se trasladó a la cuenca alta de la quebrada las Perlas, para determinar la gravedad del deslizamiento que provocó altos niveles de turbiedad en el río Combeima y que en este momento tiene con suministro intermitente a la ciudad.

Entre tanto, la Empresa Ibaguereña  de Acueducto y Alcantarillado IBAL activó desde el viernes los protocolos de atención por el invierno, por esto se pudo sostener la prestación de servicio durante el fin de semana.

Fotografía: Paz Estéreo
Fotografía: Paz Estéreo

“Tratamos de combinar el agua con la quebrada Cay, pero no fue posible por el enorme arrastre de material (…) nuestros personal ejecutó todas las maniobras para llenar los tanques, pero durante el día de hoy tendremos intermitencias en el suministro de agua potable”, sostuvo el ingeniero Girón Rojas.

El funcionario también manifestó que por ahora se descarta la declaración de emergencia sanitaria parcial, además hizo un llamado para hacer un uso racionable del preciado líquido.

Recomendaciones 

El Gerente del IBAL pidió a la ciudadanía paciencia ya que se esta haciendo frente a un fenómeno natural complejo; también solicito que se haga un uso adecuado del agua, ya que abril estará pasado por lluvias.


Redacción: Cristian Camilo Cuellar – Verónica Palacio