Fotografía: IBAL

El IBAL inició la implementación de una serie de acciones para reducir los efectos nocivos del calentamiento global sobre el planeta.

El IBAL BUS busca disminuir el consumo de energía eléctrica y los costos generados por las actividades administrativas y  operativas en todas las instalaciones del instituto descentralizado.

Así lo explica el gerente encargado del IBAL, José Alberto Girón Rojas. “La empresa se certificó en el sistema integrado de gestión, que incluye la parte ambiental. Por este motivo estamos implementando actividades que nos sirvan para mejorar el desempeño ambiental y  a su vez  racionalizar los servicios públicos”.

La actividad denominada ‘apagón ambiental’ consiste en apagar las luces y aparatos eléctronicos por espacio de una hora, el último viernes de cada mes entre las 4:00 y las 5:00 de la tarde. “En este espacio se desarrollarán actividades lúdicas, pedagógicas que contribuyan a generar conciencia en la protección y conservación de los recursos y el ambiente al interior de nuestra empresa”, concluyó el ingeniero Girón Rojas.


Redacción: Verónica Palacio 

COMPARTIR