Fotografía: IBAL

El banco Davivienda obtuvo el cupo del crédito que realizó el IBAL por treinta mil millones de pesos para la construcción del acueducto complementario.  

Durante la subasta inversa donde participaron: Bancolombia, grupo Aval y Davivienda. El banco Davivienda obtuvo la intermedicación del cupo de crédito por treinta mil millones de pesos, que necesita el IBAL  para la construcción de la segunda fase, primera etapa del proyecto Acueducto Complementario de Ibagué.

La Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado IBAL uso este mecanismo con el objetivo de obtener la mejor opción en términos financieros y dar la mayor transparencia en el proceso de escogencia de la entidad financiera.

Davivienda se comprometió a otorgar un interés de 1.39%, más una tasa de redescuento de  IBR + 2.90. Adicionalmente, los treinta mil millones de pesos se pagarán de forma trimestral durante ocho años con dos años de gracia.

Así lo confirmó, Hector Borrego García, gerente de Davivienda. “Necesitamos apoyar al municipio con este tipo de créditos y  tasas  blandas. Además confiamos totalmente en el IBAL porque previamente analizamos los estados financieros y los indicadores de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Ibagué”.

Lo que viene

José Alberto Girón Rojas, gerente encargado del IBAL explicó que una vez se adelante  el proceso de aprobación del crédito, que en términos generales dura unos 60 días; se tramitará ante el Ministerio de Hacienda el registro presupuestal.

“Después de incorporados los recursos al IBAL, Findeter se encargará de hacer todo el proceso de licitación para la segunda fase, primera etapa del acueducto complementario; que comprende la instalación de la línea de conducción de Coello- Cocora a la planta de tratamiento en La Pola”, concluyó Girón Rojas.


Redacción: Verónica Palacio