Fotografía: IBAL

El proyecto consiste en usar bacterias orgánicas que no afectan la salud humana y son amigables con el medio ambiente.

La Empresa de Acueducto y Alcantarillado IBAL inicia plan piloto para el tratamiento de  aguas residuales. El proyecto consiste en usar bacterias orgánicas que no afectan la salud humana y son amigables con el medio ambiente 

Así lo explica el gerente, José Alberto Girón Rojas. Este modelo lo tomamos de una experiencia exitosa en Miami;  lo que se busca es que estas bacterias consuman de forma rápida la materia orgánica  y disminuyan en más del 90 por ciento los olores ofensivos”.

El plan piloto se implementará inicialmente en la planta de tratamiento de Comfenalco y el costo no superará los 60 millones de pesos. “costo relativamente bajos para todos los beneficios ambientales que traerá esta iniciativa”, sostuvo Girón Rojas.

Adicionalmente el IBAL ejecutará un proceso de caracterización de vertimientos para comparar el nivel de contaminación antes y después de la implementación del mencionado proyecto.

La meta de acuerdo al ingeniero Girón Rojas “es que en tres meses se evidencien los resultados; esto con el fin de replicar el proceso en el saneamiento hídrico de la microcuenca urbana Hato de la Virgen y en el resto de plantas de tratamiento a cargo del IBAL”.


Redacción: Verónica Palacio 

COMPARTIR