Cortesía: IBAL

IBAL invertirá cerca de mil 800 millones de pesos para solucionar los problemas de socavación, reforzar los cimientos y modernizar la infraestructura física hacen parte de los objetivos de la optimización en la bocatoma Combeima.

Según José Alberto Girón Rojas, gerente del IBAL, “esta estructura es antigua, se construyó en 1965 y no se le había hecho algún tipo de inversión; por eso estos trabajos son sumamente importantes para el suministro en la ciudad, ya que esta bocatoma capta el 87% del agua tratada por el IBAL”.

La adecuación de la bocatoma Combeima permitirá captar el agua cruda de dos formas: lateral y fondo. Una se usará cuando los niveles de turbiedad aumenten y otra cuando el preciado líquido esté en condiciones normales para tratar.

El contrato en fase de ejecución está a cargo del Consorcio Combeima 2017, y tendrá un plazo de ejecución de seis meses.


Redacción: Paz Estéreo

COMPARTIR