Tras la tragedia de Mocoa, durante estas semanas, la diócesis de esta jurisdicción y Cáritas Colombiana han realizado diversas acciones de ayuda a los damnificados.

El padre Luis Fernando Carvajal, Vicario General de la Diócesis de Mocoa-Putumayo comentó que estas ayudas se evidencian en la recolección de alimentos e insumos de primera necesidad.

El sacerdote resaltó que, en el centro de acopio de la diócesis, gracias a comités que ha creado el obispo, se ha recibido las ayudas de todas partes del país y del exterior.

También destacó “la presencia de cerca de 80 voluntarios que desinteresadamente, descargan los productos de los carros, organizan los mercados, visitan las casas, albergues, y bajo la dirección de la diócesis analizan las necesidades y urgencias que tienen los damnificados”. 

El obispo de la diócesis, monseñor Luis Albeiro Maldonado Monsalve, la semana pasada informó que cerca de 10 toneladas de ayudas han recibido los damnificados por medio de la Iglesia.


Redacción: Paz Estéreo