Fotografía: Conferencia Episcopal de Colombia.

Las jurisdicciones Cúcuta, Riohacha, Arauca, Puerto Carreño, Barranquilla, Montería, Bogotá e Ipiales ha beneficiado cerca de 7.100 familias.

La Iglesia Colombiana, continúa ofreciendo asistencia humanitaria y acompañamiento social a las familias venezolanas y connacionales que siguen llegando al país, huyendo de la difícil situación sociopolítica y económica de Venezuela.

El director del secretariado Nacional de pastoral social sostuvo “Invitamos a los colombianos a ser solidarios con los hermanos  venezolanos que más lo necesitan. La solidaridad nos da la posibilidad de acoger, acompañar y brindar espacios seguros a los más desfavorecidos”.

Familis atendidas por la Iglesia

En lo que va corrido del año, en las jurisdicciones de Cúcuta, Riohacha, Arauca, Puerto Carreño, Barranquilla, Montería, Bogotá e Ipiales, donde se presenta el mayor número de migrantes, se han atendido a 7.100 familias (unas 35.000 personas)

Las ayudas se han prestado en los siguientes aspectos:

* Seguridad Alimentaria: 2.800 Mercados familiares y 250.000 raciones servidas en los diferentes comedores establecidos por las pastorales sociales locales.
* Refugio: 650 familias en los centros de atención del migrante en Cúcuta, Riohacha y Bogotá.
* Apoyo de transporte de la frontera a otras ciudades: 220 casos.
* Asesoría en rutas de atención, documentación y salud: 700 casos.
* Entrega de medicamentos: 150 casos.

Por otra parte, desde el 1° de octubre el SNPS con el apoyo de Cáritas Internationalis está prestando atención a familias migrantes venezolanas, a través de las Arquidiócesis de Barranquilla y Bogotá, las Diócesis de Cúcuta y Riohacha y en el Vicariato Apostólico de Puerto Carreño.


Redacción: Paz Estéreo 

COMPARTIR