Fotografía: Alcaldía de Ibagué

La Secretaría de Salud Municipal incautó 21 kilos de carne de res que no cumplía con las condiciones mínimas de salubridad 

Durante el operativo de verificación de expendios de carnes, la Secretaría de Salud, en compañía de la Policía Ambiental, encontró que, en la plaza de la 21, había una gran cantidad de productos cárnicos que no cumplían con la respectiva cadena de frío que requiere dicho alimento.

“En el momento en que se realizó la visita se encontró mal manejo de los productos cárnicos, de manera que se infringían los decretos 1.500 del 2007 y demás reglamentos técnicos en materia de manejo de alimentos”, indicó Valentina Salazar, secretaria de Salud Municipal.

Debido a las malas condiciones en las que se encontraban los productos cárnicos, la Secretaría de Salud decidió cerrar de manera temporal uno de los establecimientos comerciales de la zona que incumplían las exigencias higiénico-sanitarias.

“Uno de los establecimientos tuvo que ser cerrado debido a que realmente representaba riesgos para la salud pública de los potenciales compradores de carne, porque no contaba con refrigerador horizontal que pudiese exhibir la carne y mantener la cadena de frío, sino que el producto se mantenía expuesto al medio ambiente”, agregó la funcionaria.

Salazar también indicó que la Secretaría de Salud continuará realizando este tipo de operativos para garantizar que los alimentos que compran los Ibaguereños sean aptos para el consumo humano.


Redacción: Verónica Palacio