Fotografía: IBAL

El IBAL reportó utilidades cercanas a los 6 mil millones de pesos en lo corrido del 2017. 

​Durante la rendición de cuentas de la empresa de acueducto y alcantarillado IBAL José Alberto Girón Roja Gerente de la empresa dio a conocer los logros obtenidos durante el 2017, entre ellos se destaca obras para mejorar la prestación del servicio, eliminación de  vertimientos de aguas residuales en las rondas hídricas, inversión en infraestructura física,  tecnológica  y recuperación financiera.

El alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez, quien hizo presencia en la rendición de cuentas sostuvo “Recibimos un IBAL con dificultades de infraestructura, suministro en 60 barrios,  con proyectos estratégicos  a media ejecución, entre otros, pero hoy le podemos decir a los ibaguereños que tiene una empresa con utilidades superiores a  los 6 mil millones de pesos. Y que, gracias a eso, estamos haciendo importantes inversiones en la ciudad”.

La gestión del IBAL

El nuevo sistema de la quebrada Cay se encuentra en un 90% de avance. Con este proyecto se mejorará la continuidad de la prestación del servicio de agua en Ibagué, ya que la captación de agua cruda pasará de 240 a 610 litros por segundo.  En esta obra se invertirán cerca de 6 mil millones de pesos.

En cuanto a la fase I del Acueducto Complementario, con fuente alterna en Coello-Cocora, el gerente del IBAL, José Alberto Girón Rojas sostuvo que la ejecución está en un 32%. “Este proyecto tiene un atraso de más de 20 años, pero esta administración está comprometida en solucionar el problema de suministro en Ibagué.  Por eso nos empeñamos en sacar adelante este proyecto que permitirá tener agua para 1.200.000 habitantes”.

De la mano de este proyecto el IBAL también trabaja en la optimización de la bocatoma Combeima, que a la fecha está en un 30% de avance.

Mejoras en el alcantarillado

El Alcalde destacó el beneficio que traerá para los habitantes de las comunas 10 y 11 la construcción del nuevo colector, El Sillón. “Yo nunca prometí está obras, pero teníamos que hacerla porque era un tema de salud pública. Esperamos que las condiciones climáticas nos permitan entregar esta obra a final de año”.

Vale recordar que este colector beneficiará a más de 4 mil 500 usuarios, ya que se solucionará el rebose y el problema de malos olores con las aguas residuales de la zona.

Adicionalmente, la obra aliviará la movilidad, ya que se pondrá en funcionamiento el eje vial de la avenida Segunda con calle 28, el cual se conectará con el bulevar de las Brisas.


Redacción: Verónica Palacio