10 funcionarios de la fundación “peces vivos” fueron capturados por los delitos de tortura a niños en condición de discapacidad. 

En horas de la mañana se registraron fuertes gritos ocasionados por algunos niños y jóvenes internos de la fundación “peces vivos” ubicada en el barrio la Pola quienes entraron en shock según lo dio a conocer Gelver Dimas secretario de salud municipal.

En el lugar hizo presencia la secretaría de salud municipal, departamental y la defensoria del pueblo. Hasta el momento se desconoce el motivo que pudo haber ocasionado la histeria colectiva de los menores, sin embargo, algunos vecinos aseguran que los niños eran víctimas de constante maltratos y vejámenes, lo que podrida ser la causal de dicha reacción.

Investigación de la Fiscalía

El fiscal delegado para la violencia contra niños y niñas Dr Marío Gómez, informo que tras la denuncia de un ex funcionario de la fundación se inició una investigación que luego de cerca de tres meses de análisis dejó en horas la mañana de este jueves, la captura de 10 funcionarios de esta fundación quienes serán procesados por los delitos de tortura, destrucción de material probatorio y concierto para delinquir.

Según el fiscal Mario Gomez “Los niños eran amarrados a sus camas y se les suministraba droga para facilitar un control supuestamente terapéutico, además eran  sometidos a doctrinas militares ante circunstancias como no comer o comerse las uñas, amarraban a los niños a las camas obligándolos a hacer sus necesidades fisiológicas atados”.

Fotografía Suministrada: Policía Metropolitana de Ibagué

La investigación arrojo que eran 11 los niños víctimas de tortura, sin embargo, se estima que podrían ser más los menores afectados ya que el lugar contaba con una capacidad para internar a 40 niños.

La fundación fue cerrada permanentemente, por otra parte los niños fueron  trasladados en camionetas del ICBF hacia al aeropuerto perales donde serán llevados a la ciudad de Cali temporalmente.



Redacción: Verónica Palacio 

COMPARTIR