El ministerio de Educación sometió a la Corporación Universitaria Rafael Núñez a una vigilancia especial, tras comprobar que se desviaron 6 mil millones de pesos para adecuar inmuebles de particulares.

La viceministra de Educación Superior, Natalia Ariza, anunció medidas preventivas y sancionatorias para la corporación Universitaria, tras evidenciar irregularidades que ponen en riesgo la prestación del servicio público de educación superior en dicha Institución.

 

“Revisamos situación de la @uninunez y evidenciamos irregularidades en aspectos estatutarios, administrativos y financieros”, dijo Ariza a través de la cuenta en la red social Twitter del ministerio de Educación.

La funcionaria aseguró que la institución “deberá presentar Plan de Mejoramiento tendiente a corregir en el menor término los hallazgos encontrados en la visita integral”.

 

 

Advirtió que no podrán recibir dinero de matrículas y demás pagos por derechos académicos por fuera de la Fiducia, para lo cual el Ministerio de Educación “hará seguimiento permanente a la destinación de los recursos de la institución.

 

Si directivos de @uninunez no cumplen solicitudes del @Mineducacion, corporación entrará en Vigilancia Especial”, señaló en la red social Ariza.

Finalmente indicó que con estas medidas “queremos garantizar normalidad y evitar que situación financiera de @uninunez afecte a estudiantes”.

 

 

 

 

CM&

COMPARTIR