Fotografía: IBAL

La falta de cultura en los ibaguereños es la principal causante de las graves inundaciones que se presentan en época de lluvias. 

Las plazas de mercado, la glorieta de la calle 60 con avenida Ambalá y Guabinal, el deprimido del Sena, la intersección entre los barrios del sur y El Libertador, Nueva Castilla y Nazareth, hacen parte de los sectores donde se presentan más inundaciones por saturación de residuos sólidos en las redes de alcantarillado.

El IBAL ha retirado 350 toneladas de residuos sólidos de los sistemas de aguas residuales.

De acuerdo con el gerente del IBAL, José Alberto Girón Rojas se requiere del apoyo de los ibaguereños para evitar este tipo de emergencias. “En Ibagué tenemos unos sectores donde cada vez que llueve, tenemos inconvenientes. Por eso le recordamos a la ciudadanía que los alcantarillados no son receptores de residuos sólidos; si seguimos con estas malas prácticas, cada vez que llueva vamos a tener inundaciones”.

El directivo además  recordó que desde marzo de 2016 a la fecha, el IBAL  ha retirado 350 toneladas de residuos sólidos de los sistemas de aguas residuales. “La empresa está ejecutando el plan PEPA (Plan Estratégico Preventivo de Alcantarillado) y gracias a eso, las inundaciones en Ibagué se redujeron en un 72%; sin embargo debemos ser más conscientes con  la disposición adecuada de los residuos sólidos”.

¿Qué hacer en caso de una inundación?

 El IBAL recomienda que de forma preventiva, los usuarios  ejecuten la limpieza a los canales,  bajantes y  sifones  de las viviendas. Estos deben permanecer libres de hojas u cualquier otro material que genere represamiento de agua.

También es importante que los sobrantes de comida,  aceite o grasa no se vierta en las redes de alcantarillado, porque este tipo de elementos se compactan en las tuberías y generan taponamientos.  Recuerda que en caso de una inundación o problema con el alcantarillado se pueden comunicar con la  línea 116 para reportar la novedad.


Redacción: Verónica Palacio 

 

 

COMPARTIR