En la audiencia de este miércoles en la Plaza de San Pedro el Papa Francisco invito a los presentes a ver el cristianismo con alegría porque Jesús ha resucitado.

Antes de continuar hablando en la catequesis sobre la esperanza cristiana, relacionándola con la resurrección de Jesús, el Santo Padre saludó a los miles de peregrinos que lo esperaban en la plaza adornada con gran cantidad de flores con motivo de la Pascua.

El pontífice explicó que “nos encontramos hoy, en el contexto de la Pascua, que hemos celebrado y seguimos celebrándola en la liturgia. Cristo resucitado es nuestra esperanza. El cristianismo es un camino de fe que nace de un evento, testimoniado por los discípulos de Jesús. Como nos dice San Pablo: Cristo murió por nuestros pecados, fue sepultado, resucitó al tercer día”.

El Santo padre continuo, “si todo hubiese terminado con la muerte de Jesús, sólo tendríamos en él un ejemplo de entrega y generosidad, pero no sería suficiente para generar nuestra fe, porque la fe nace en la mañana de Pascua”.

El Papa recordó que “San Pablo, al relatarnos la experiencia de las personas que han entrado en contacto con el Resucitado, hace referencia primero a Cefas, luego a los Doce, después a más de quinientas personas, a Santiago y por último”.

“Jesús quiso salir al encuentro de Pablo, perseguidor de la Iglesia, cuando iba camino de Damasco, y para el Apóstol ese fue un acontecimiento que cambio su vida. También el Señor quiere hacerse presente en nuestras vidas para conquistarnos y no abandonarnos jamás”, indicó.

Y el Santo Padre precisó que “ser cristianos significa reconocer y abrazar el amor que Dios tiene por nosotros, que vence el pecado y la muerte”.


Redacción: Paz Estéreo